Otro buen resultado parcial para Tim y Tom Coronel

PISCO – Los hermanos Tim y Tom Coronel completaron la octava etapa del Rally Dakar 2019 conformes con su labor y ocupando una vez más una de las 25 mejores posiciones generales en la categoría reservada a los autos.

 

 

La carrera maratónica considerada una de las más difíciles del mundo se va aproximando a su fin. No obstante, eso no significa que la tarea le esté resultado sencilla a los participantes que han sobrevivido hasta ahora a la prueba todo terreno. Las trampas siguen a la orden del día. El dúo holandés cuenta con la experiencia suficiente como para ser consciente de eso y administrar su ritmo para llegar a la meta, tal como lo hicieron ayer pese a las dificultades del tramo.

 

En particular, los primeros kilómetros del especial fueron los que se evidenciaron como los más complicados. “Había niebla y eso tornó bastante peligroso el camino. Por partes, no se veía ni cerca. De a ratos, pasábamos por sectores riesgosos sin visibilidad, cosa que progresivamente fue mejorando, por suerte”, relató Tim. Desde su rol de navegante, Tom aportó: “Nuevamente, las dunas atravesadas fueron muy altas. Vimos a Erik Van Loon y a Bernard Ten Brinke atascados en la arena y allí cerca nos pasó lo mismo a nosotros en la cima de una de ellas. Yo quité bastante arena y Tim hizo marcha adelanta y marcha atrás hasta que sacamos el Jefferies. La ignición no funcionaba, así que desenterramos el vehículo con el motor encendido. Afortunadamente, el intento rindió sus frutos rápidamente”.

 

Después de una Etapa 6 desfavorable, los Coronel han vuelto a la carga. “La Bestia 2.0” está andando mejor que nunca en la vasta superficie de los valles que recorre el Dakar en Sudamérica. Tom agregó: “Tim sigue encantado con el coche y ganando tiempo jornada tras jornada. ¡Nos parece una gran máquina y con un excelente potencial para el futuro! Nos viene dando mucho gusto en casi todas las etapas”.

 

 

La novena etapa es una vuelta de 410 kilómetros alrededor de Pisco, de los que 313 corresponden al tramo clasificatorio. Se trata del último especial más comprometido antes de uno más corto de solo 100 kilómetros como prólogo de la llegada.