Segunda etapa asegurada para los hermanos Coronel

SAN JUAN DE MARCONA – Tim y Tom Coronel completaron la segunda jornada de competencia pura del Rally Dakar 2019 sin problemas. Los gemelos se perdieron brevemente en las arteras dunas peruanas, pese a lo cual se las ingeniaran para terminar el día cerca de los 30 primeros generales de la categoría Autos.

 

 

 

Luego del comienzo de la Carrera ayer con un tramo de 84 kilómetros, una jornada exigente les deparaba hoy a los competidores, puesto que debían recorrer 442 kilómetros de velocidad, convirtiendo a este itinerario en uno de los más extensos de la presente edición del Dakar.

 

Tras un buen arranque, los holandeses partieron confiados esta mañana y encararon el desafío sobre “La Bestia 2.0”, que sorteó perfectamente tanto las empinadas dunas como los sectores a orillas del mar, incluso permitiendo que la tripulación se recupere de un leve error de navegación.

 

“Fue una etapa con bastante diversidad y en la que tuvimos que trepar dunas increíblemente altas. Había visto muchas dunas en mis rallies pasados de este tipo, pero las de hoy me impresionaron de verdad”, admitió Tim. “Íbamos bien, sin tener que parar en alguna parte por algún percance, pero en un punto nos perdimos por un instante. El helicóptero que sigue la prueba nos encontró y nos guió de nuevo al camino correcto. Fuera de eso, ¡ha sido un gran día!”.

 

 

Tom comentó: “La ruta de esta etapa era hermosa. En la primera parte, abundaban las dunas altas. Trepábamos muchísimo y después caíamos profundamente en dirección a la costa del Océano Pacífico, tanto que en una de esas bajas me rechinaron los dientes en un aterrizaje y se me rompió un pedazo muy pequeño de uno de ellos. El coche no nos ha generado inconvenientes, por suerte. Tim condujo muy bien, pero siendo precavido. Para quien nos pregunte si estábamos corriendo, diría que sí en un 90%. Nos estamos sintiendo a gusto sobre este vehículo y adquiriendo ritmo paulatinamente. ¡Estamos contentos con la manera en que todo se viene dando!”

 

La tercera etapa (miércoles 9 de enero) deja San Juan de Marcona para trasladarse a Arequipa, cubriendo 799 kilómetros, de los cuales 331 son de pruebas especiales.