Séptima etapa sin demoras para los Coronel

Aventuras siempre hay, pero heroicas no han buscado hasta ahora Tim y Tom Coronel en lo que va del Rally Dakar 2021. Durante la séptima etapa disputada hoy tras el día de descanso, los holandeses no han tenido que bajarse de “La Bestia” siquiera una vez. Sin embargo, llegaron con lo justo al final del tramo de 453 kilómetros. El auto se demostró sediento y el arribo al campamento de Sakaka se produjo casi de milagro. “En la llegada, nos quedaban solamente 24 litros de combustible, que no es mucho para estos coches”, comentaron los gemelos.

En especial al principio de la jornada fue que el consumo se tornó elevado. “La arena se sentía pesada”, dijo Tom. “Había llovido un poco, cosa que hizo que el terreno se vuelva algo barroso y resbaladizo. Fue duro, pero superamos bien el trance e incluso pudimos pasar en el camino a algunos otros vehículos. A mí me preocupaba el gasto que hicimos porque estábamos al límite”. 

En el bivouac, Tim envió al coche número 347 al reabastecimiento. Esta noche, no se permitía allí mantenimiento alguno de parte de los mecánicos, así que piloto y copiloto fueron los encargados de ocuparse de cualquier cosa en la cual hubiera que poner manos a la obra. Por suerte, no era mucho, ya que la máquina no falló ni una vez y tampoco pincharon neumáticos.

Tim mantuvo un buen ritmo, que estaba dentro de los planes. “Siempre es positivo llegar al bivouac antes del anochecer. Fue un lindo tramo para conducir, con dunas y arenas al principio y pedregoso más cerca del final. Había partes peligrosas de vez en cuando, que requirieron de una navegación precisa. Tom no se equivocó y si perdimos algo de tiempo en comparación a los demás fue por nuestra velocidad de punta inferior en las rectas largas, donde no llegamos ni remotamente a 180 km/h como otros”.

Librarse de cualquier inconveniente les valió un meritorio 25º puesto en la etapa. “No cometimos errores y yo le permití a Tim cortar las curvas por dentro tanto como quiso”, señaló Tom. “Nunca paramos y nos complace haber terminado en una posición acorde a nuestras expectativas”.

Geográficamente, la jornada de mañana podría ser similar. Hay que recorrer 709 km entre Sakaka y Neom, 375 cronometrados y 334 de enlaces.