El equipo afronta la segunda mitad del Rally Dakar

AREQUIPA – Hasta el momento, Tim y Tom Coronel han dejado atrás con su camioneta de la escuadra Maxxis Dakar Team tres etapas totalmente libre de problemas, una etapa maratón complicada y el robo de su vehículo de prensa (del que, afortunadamente, se recuperó el material sustraído). Ha sido una semana intensa para ellos.

 

 

 

La primera mitad de competencia ya es historia y ha dejado en el camino a varias víctimas de renombre. Con la versión remodelada de “La Bestia 2.0”, los holandeses superaron las jornadas iniciales con muy buenas actuaciones, sin trabas, y avanzando en el clasificador. El caso contrario fue la etapa maratón, que consiste en dos días sis asistencia de sus mecánicos y en los cuales aparecieron algunos percances que, sin embargo, pudieron sortear sin demasiado esfuerzo. Todo esto permitía que ayer, en el campamento del rally durante el día de descanso, los Coronel mantuvieran el entusiasmo.

 

“¡Al final llegó este día para recuperarse! O al menos así le dicen, aunque la realidad demuestra que casi todos están igual o más ocupados que en un día normal de carrera”, comentó Tom desde el bivouac. “Se hizo un gran trabajo de mantenimiento sobre el auto. El compresor que activa el sistema para desinflar los neumáticos funcionaba mal, así que se lo ha reparado para encarar lo que resta de la prueba. Hubo que limpiar intensamente el filtro de aire para eliminar restos de ‘fesh fesh’. Les cuento que fue increíble ver la cantidad de polvo y suciedad que sacaron. Ahora todo luce como nuevo otra vez”.

 

Tim señaló: “Largaremos estrenando un capot, pues el anterior se voló y se perdió en las dunas. Al coche se lo ve impecable y brillante como en el principio. El equipo cumplió con una labor fenomenal y esto nos permite afrontar la segunda semana del Dakar con confianza. No hemos tenido problemas serios como en otras ocasiones y todo se está dando de un modo positivo en general. Por supuesto que hay dificultades, pero esa es la esencia del evento. Siempre tratan de hacerlo duro y desgastante, ¡pero los Coronel no bajamos los brazos todavía!”.

La sexta etapa se desarrolla hoy. Une Arequipa con San Juan de Marcona. Su distancia es de 810 kilómetros, siendo 309 los que se recorren a plena velocidad.